7 razones de la importancia del cepillado regular de nuestro amigo canino

Cepillar a tu perro es una tarea a la que no le damos demasiada importancia. Es una actividad que nos quita tiempo  y, a menudo, nos parece inútil. Especialmente, cuando tenemos un perro con pelo corto.
Pues, a continuación, os daremos 7 razones que os harán cambiar de idea!!!!

I. las ventajas

1. Esto ayuda a reducir la formación de nudos en los pelos.

Cualquiera que haya tenido cabello largo en algún momento de su vida ya sabe lo que es tener nudos y cabello enredado. Desenredarlo es doloroso y en el cuerpo de los perros, lo es aún más, por lo que debería hacerse con frecuencia para que no sean demasiados o estén demasiado enredados. Además, la presencia de nudos en el pelo de nuestra mascota puede ocultar edemas y enfermedades de la piel.

2. Es bueno para tu perro.

Además del dolor causado por los nudos en el pelo, un pelaje enredado también puede causar sobrecalentamiento.

3. El cepillado puede convertirse en un momento de placer.

Cuando el perro se acostumbra al cepillado regular, se convierte en una actividad placentera, ya que nuestra mascota tomará el cepillado como caricias relajantes y mimos, y para nosotros, será un momento de respiro y relajación cerca de su perrito.

4. El cepillado le dará a tu perro un mejor aspecto.

Un perro bien cepillado se verá muy bien y le ayudará a lucir su pelaje.

5. El cepillado nutre el pelaje del perro con sus propios aceites naturales.

El pelo del perro produce aceites que nutren e hidratan el pelaje. Cuando lo cepillas, ayudas a que los aceites se extiendan por todo el cuerpo, dando un acabado satinado y brillante.

6. El cepillado previene la caída del pelo en los perros.

Si ya no puede soportar la presencia excesiva del pelo de tu perro en los muebles y la ropa, el cepillado es una forma muy eficaz de remediarlo. El cepillo recoge y atrapa los pelos en lugar de dejarlas flotar en cualquier otro lugar.

 

7. Una forma de vigilar la salud de tu perro.

Cuando cepillas a tu perro con frecuencia, te acostumbras al aspecto normal de tu piel. Por lo tanto, podrá notar cualquier anomalía, como la aparición de un bulto que no existía antes o la presencia de parásitos.

II. Los 3 mandamientos de un buen cepillado.

1. Cepillado suave

Si presionas demasiado los nudos y lastimas a tu perro, ya no te dejará que lo cepilles más. Para realizar esta tarea con tu perro, debes ser lo más tierno posible.

Además es muy importante utilizar cepillos adecuados.

2. Utilizar productos desenredantes.

Para evitar que su perro sufra cuando lo cepilla, debemos usar geles y acondicionadores para desenredar el pelo y facilitar el cepillado. Puedes usar tus dedos quitar los nudos más difíciles.

3. Mecha por mecha.

Para los perros de pelo largo, es mejor cepillar mecha a mecha. Para hacer esto, es necesario comenzar a desenredar los nudos por los extremos mientras se encaja la parte superior de la mecha con los dedos para que el tirón no toque la piel del perro.

III. La elección del cepillo es esencial.

 

1. Para perros con pelo sedoso (como Bichons y Shih Tzus)

Los perros de piel sedosa tienen pelos muy finos que necesitan cepillado frecuente. Para hacer esto, se recomienda usar un cepillo de alfiler o un peine y un spray antinudos para desenredar.

2. Para perros de pelo corto (como Labradores y Pugs)

Los perros de pelo corto producen tanta perdida de pelo como los perros de pelo largo. Para estas razas de perros, el mayor desafío del cepillado es reducir la flotación del pelo por todas partes de la casa. Para capturar la mayor cantidad de cabello posible, es recomendable utilizar un cepillo de goma, un cepillo de cerdas naturales o un guante de aseo.

3. Para perros con pelo rizado (como los caniches)

El pelaje rizado es difícil de agarrar porque los pelos se enredan fácil y rápidamente creando muchos nudos. Es por eso que estos perros deben ser cepillados con más frecuencia, incluso a diario. El material ideal para este tipo de cabello es el cepillo, el peine y el spray desenredante.

4. Para perros de doble capa (como Huskies y Goldens)

Estos perros tienen una doble capa. En el período de muda, se les caen los pelos fino y los pelos duros permanecen intactos. Para asegurarse de que las capas intermedias que caen en grandes cantidades no cubran todos sus muebles, será necesario que cepilles a tu perro muy a menudo con un cepillo fino, un cepillo de alfiler y un peine

5. Para perros de pelo duro (como Schnauzers y Terriers)

Esta capa requiere un cepillado semanal con un peine y un cepillo suave para evitar la aparición de nudos en sus pelaje.