Consejos de alimentación para perros

Una buena nutrición de nuestra mascota es una garantía de que podamos gozar de su compañía a lo largo de muchos años. Más esencial todavía es la nutrición en ciertas temporadas del año en las que aguantan unas temperaturas más extremas: el frío en invierno y el calor en verano. El animal de compañía más frecuente son los perros( y los gatos). Su presencia es la de un miembro más de la familia al que debemos cuidar. Mas la nutrición de todos y cada uno de los perros no es exactamente la misma. Depende mucho de su edad, sus peculiaridades y su peso, entre otros muchos factores. Conforme las circunstancias de cada cánido, la nutrición qué debe seguirse es diferente y no debemos olvidar ciertos consejos de nutrición para perros. -Perros con sobrepeso. El sobrepeso no es solo un inconveniente de los humanos. Diferentes estudios estiman que alrededor del veinticuatro por ciento de los canes tienen un peso excesivo. Para corregirlo disponemos de opciones de nutrición light que dejan reducir las raciones cada día de comestible de nuestro can, reduciendo el nivel de grasas mas aportando las vitaminas precisas para su organismo. -Perros grandes. Los perros de importante tamaño son los que más comen. Una cosa obvia que debemos tener en consideración en su nutrición. Tienden a padecer un envejecimiento más veloz. Cuando comen, lo acostumbran a hacer de una forma veloz sin apenas masticar el alimento y eso castiga sus articulaciones por el peso que ganan. Debemos intentar que la grasa que consuman sea reducida. -Perros viejos. Son los que requieren un cuidado singular. Los perros de edad avanzada son poco activos y precisan menos calorías pues la energía que pierden es menor. Su nutrición ideal es aquella que contenga proteínas de calidad, poco nivel de grasa y también hidratos de carbono que sean simples de digerir puesto que tiene un metabolismo más lento debido a su edad. – Perros pequeños. Los perros de menor tamaño tienen unas necesidades de nutrición diferentes. Tienen un metabolismo más veloz lo que les hace precisar un mayor número de calorías en su cuerpo pues las queman de una manera más rápida: demandarán más grasas y también hidratos de carbono en su dieta.