Consejos para el cuidado dental de nuestros perros

El cuidado de la salud de nuestra mascota es esencial a fin de que pueda darnos alegrías a lo largo de muchos años. No se trata solo de que estén bien alimentados y con una higiene conveniente. El cuidado de su salud ha de ser más integral. Y uno de los puntos negros en la salud de los perros son sus dientes. Alrededor del ochenta por ciento de los perros que superan los tres años tienen enfermedades en las encías. Hay que resaltar que los perros no solo emplean los dientes para masticar el alimento sino más bien para traer y llevar cosas y juguetes. Sus dientes son como las manos para los humanos y el sarro que se amontona en ellos es su primordial contrincante así como la piorrea. Por esa razón, ciertos consejos para el cuidado bucal de nuestros perros serían las próximas. -Prevención. Hay que prescindir, en lo posible, que su comestible primordial sean restos de nuestra comida o bien gominolas de importante tamaño y intentar que la limpieza sea, por lo menos, semanal para quitar las bacterias que puedan provocar la aparición de placas bucales y la pérdida de dientes. Para esto, hay que cepillar sus dientes cuando menos cuatro veces a la semana. -Juguetes blandos. Una de las primordiales ocupaciones de los perros es jugar con elementos que llevan en su boca. De ahí que, debemos darles juguetes que sean blandos y masticables que asistan a sostener limpias sus encías y dientes. Desde los nueve meses ya se pueden dar juguetes duros masticables por el hecho de que tiene formadas las raíces de sus dientes. -Revisiones. De qué manera si fuera una persona, llevarlo a repasar su dentición una vez por año a su veterinario como forma de eludir la aparición de enfermedades. -Examinar su boca. Una vez a la semana, abrir su boca y examinar sus dientes y encías y revisar si están inflamadas o bien no. Si vemos que nuestro can presenta mal aliento, encías inflamadas o bien babosea más de lo normal, son síntomas evidentes de una enfermedad bucal a la que debemos presentar la atención precisa.