Mascotas que podemos regalar a un niño pequeño

El verano, de la misma manera que las Navidades o bien la Semana Santa, es un instante favorezco del año para obsequiar una mascota a los más pequeños de la casa. Una mascota no es un juguete. Es un ser vivo que aporta diversión a los hijos pequeños y debe ir acompañado de la precisa responsabilidad en su cuidado. Los beneficios que aporta una mascota a una familia con pequeños pequeños son variadas y múltiples. Mas ya antes de obsequiar una mascota debemos seleccionar aquella que más se adapte a nuestra vida y a las peculiaridades propias de nuestra vida. No todas y cada una de las mascotas son iguales ni requieren exactamente los mismos cuidados. Vamos a resaltar ciertas mascotas que podemos obsequiar a un pequeño pequeño. -Perros. Es uno de los regalos más frecuentes y que aportan mayor placer y diversión a los pequeños pequeños. Es el compañero ideal de juegos por antonomasia dada su sociabilidad y les agrada la compañía humana. Mas hay que tener en consideración que son los que más obligaciones y trabajo tienen. Requieren múltiples paseos diarios, no puedes dejarlos solos en casa en las vacaciones y, a Dios gracias, viven muchos años. Y es preciso instruirlos. Mejor un cánido grande que una raza pequeña dada su debilidad. -Gatos. Un gato requiere menos cuidados que un cánido. No hay que darles paseos y son más independientes que un cánido. Un gato puede ser cariñoso y estimar la compañía de los humanos mas son muy recelosos de su espacio. Para un pequeño pequeño es posible que no sea la mejor mascota para jugar. -Hamsters y Conejos. Son otras mascotas caseras muy extendidas y simples de cuidar, no debemos pasearlos. Su cuidado es fácil mas hay que tener precaución de no adquirirlos en pareja pues las riñas serían continuas. – Tortugas. Es otra mascota familiar común. Pese a que los pequeños no pueden compartir juegos con ellas, ejercitan una fascinación que les hace contemparlos a lo largo de horas. Su nutrición es fácil y no precisan de grandes cuidados.