Tashirojima, la isla de los gatos

Semeja una isla salida de un cuento, mas nada de eso: es absolutamente real. En el país nipón (de qué manera no), tienen una isla regida por los gatos. Como leéis. Si deseáis saber algo más de Tashirojima, pasad y os contamos. Si recordáis, hace unos días os charlamos en otros de nuestros posts del bobtail nipón, un gato relacionado directamente con la buena suerte. Si bien es un caso paradigmático, la verdad es que estas mascotas, normalmente, son veneradas como portadoras de la buena fortuna en el país nipón, sea como sea su raza. Y una buena muestra de ello la hallamos en la isla de Tashirojima. Pertenece a la urbe de Ishinomaki, por su parte ubicada en la prefectura de Miyagi. Muchos se refieren a ella como “El paraíso de los gatos”, y no es para menos. Solo 100 personas viven en ella, dedicadas por completo al cuidado de los felinos, confiados en que eso le servirá para atraer la buena suerte. Y asimismo, de qué manera no, por amor a estas mascotas. Amos y señores El motivo de que los gatos se “adueñaran” de la isla data de lejísimos, del periodo Edo en el país nipón. En aquel tiempo, Tashirojima era un sitio dedicado a la seda, un género de comercio que terminó produciendo superpoblación de los vermes que la generan. Se llevaron gatos a la isla a fin de que se encargasen de eliminarlos; con el tiempo pasaron a transformarse en mascotas de los pescadores y habitantes de Tashirojima y a acrecentar su número en buena medida. Mucho después, ya entrado el siglo veinte, la isla empezó a padecer un éxodo de población joven. El último instituto, en verdad, cerró en mil novecientos ochenta y nueve. La opción alternativa para quienes se quedaron viviendo allá, prácticamente todos mayores de sesenta años, fue reconvertirse en un centro turístico para amantes de estas mascotas. ¿Quién no desearía visitar un genuino paraíso gatuno? En nuestros días, es posible visitar la isla tomando un navío desde Ishinomaki, e inclusive quedarse a pernoctar en ella en ciertos simpáticos hoteles amoldados con temática felina.